7 ago. 2007

Mi yugo deseado

¿Quién no ha soñado con el verdadero amor? ¿Dónde está esa persona que se fusione en un solo sentimiento con el nuestro? ¿Sigues soltera(o)? ¿Estás casada(o)? Si no tienes a la persona que te ame, pídesela a tu Padre. Si tu matrimonio va mal, pide a tu Padre que lo confirme también.

¿Y qué mejor descripción del amor, que ésta?:

El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo
soporta. El amor nunca deja de ser. 1Co 13:4-8


Para ti, querido lector, este poema que anhela esa esperanza...

Mi yugo deseado

I
Dame el amor, Señor, el que has querido
el jardín de las flores que has sembrado,
esa miel que mi boca no ha probado
que no tema al dolor... uno sufrido.

II
El calor que mi pecho sea digno
y la fuente que calme mi sequía,
el ajeno del mundo y su falsía
regálame Señor... uno benigno.

III
Un corazón ausente de lascivia
que en su boca destile la pureza
un torrente de gracia y de belleza
que se guarde y se aparte de la envidia.

IV
Ese raudal de afectos laborioso
busca tanto mi cuerpo resecado;
a tal ser que mis ansias han buscado
arrancadle el suspiro jactancioso.

V
El ave que en su vuelo no padece
del sistema, su viento y su mentira,
el pulmón que pasiones no respira
que su mar de ilusiones no envanece

VI
quiero yo de la paja de su nido
y formar la familia que se espera
sentir yo la ternura que se esmera,
que no haya en su amor nada indebido.

VII
Dale la paz y el bien del cielo tuyo
do mi dolor se pierda en su figura
do mi latir exalte su dulzura
do su corazón no busque lo suyo.

VIII
Que su paciencia cálida permita
frenar mi porte terco y obstinado;
valorar yo su yugo tan preciado
pues su faz de consuelos no se irrita.

IX
Que el rosado no sea su color
ni la vanidad cause un desvarío
que su afecto resista un beso frío
y que en su alma no guarde rencor.

X
Tus leyes sean siempre su delicia
y su andar, el reflejo de tenerte,
su vivir, el deseo de exponerte
y querer abstenerse de injusticia.

XI
Y sus brazos, refugio de bondad,
donde enlacen mi pálpito abrumado,
me resguarden del frío desolado
y sus manos rebosen de verdad.

XII
La estancia de su pecho guarda un cofre
donde busco y encuentro transparencia,
afronta la maldad con su decencia
y en su sinceridad todo lo sufre.

XIII
Es tu gracia sutil que le provee
el fruto del espíritu sereno,
la confianza por ti que es tan ajeno
a este mundo, pues todo lo cree.

XIV
Su neurona no trama una quimera,
su lógica en lo absurdo no se esconde,
sus sienes a lo necio no responde
pues en su sobriedad todo lo espera.

XV
Aunque adverso, su risa no se acorta
cuando el tiempo lacere su alegría;
si el maligno le tienta en demasía
ora a ti y en tu Nombre lo soporta.

XVI
Quiero yo esa perla conocer
y vivir la emoción de su amor puro
y en tu senda vivir nuestro futuro
y en ti unidos, jamás dejar de ser...

Carlos Julio, 5-6-7 Ago 2007

A Dios sea la gloria por todos los siglos. Amén.

Por: Carlos Julio Pérez Quizhpe http://carlosjulioperezq.blogspot.com/,
email: carlosjulioperez@gmail.com

6 comentarios:

BIOGRAFÍAS dijo...

Genial!
Yo soy casado pero me encantó.

Carlos Julio Pérez Quizhpe dijo...

Gracias por comentar hermano.

Bendiciones desde Ecuador

Carlos Julio

Milagritos dijo...

Hola buenazo el blog y a propo el poema pero lo que no entendi es la parte de "Que el rosado no sea su color", a que te refieres ???, relacionas el color con algun sentimiento o algo ??

Carlos Julio Pérez Quizhpe dijo...

Hola Milagritos.

"Que el rosado no sea su color" significa que la persona tenga madurez para que no vea la vida color de rosa.

Gracias por comentar.

Que Dios te bendiga.

Carlos Julio

Ode dijo...

Hola,

Me encanto, esta lindisimo,solo nos queda pedirselo a papa Dios.

Bendiciones

Carlos Julio Pérez Quizhpe dijo...

Gracias por tu comentario ode.

Dios te bendiga