25 ene. 2013

Guitarra

Guitarra

Tus sonidos de cuerdas estremecen mis penas
y tus tonos vibrantes me disipan el sueño
mis latidos se olvidan del semblante del dueño
palpitando nostalgias que saturan mis venas...

Mis ternuras reposan en las manos ajenas
de la dama ficticia que ha inventado mi empeño,
el dolor me ha hecho trizas con su cruento desdeño
por mis dichas tan cortas y mis ganas tan llenas...

¿Dónde encuentro el envase que comprenda mis cosas?;
tus sonidos tan tristes casi casi me alientan
porque liman las puntas que han brotado en mis rosas.

En fundirse en un cuerpo mis caricias revientan
enjugando mis ansias en las mieles sabrosas
de unos labios carnosos que suspiros me avientan...

Carlos Julio, 25-ene-2013