28 mar. 2011

Mi escuela



Me han pedido hacer un poema para un evento en la escuela de mi hijo, para que un niñito lo declame. Al realizarlo recordé tantas cosas que viví cuando era niño. Esos momentos y personas inolvidables que se quedan imperecederos en la memoria.

Tantos recuerdos, tantas cosas sencillas pero a la vez preciosas e invaluables.

Te comparto, amable lector, este soneto alejandrino en lenguaje sencillo, pero cargado de nostalgia y sentimiento. Para ustedes: Mi escuela:

Mi escuela

Quiero ir a mi escuela y atender en las clases
descubrir cosas nuevas y aprender cada día
matemáticas, ciencias y también geografía,
conociendo la Biblia y creciendo en sus bases.

Desfilar en los actos y vestir mil disfraces,
esperar el recreo y brincar de alegría,
y plasmar en dibujos toda mi fantasía
con pincel y acuarelas, con pinturas y envases...

Quiero ir a la escuela, ir con mis amiguitos
entonando cantitos con fervor y dulzura
compartiendo las horas, compartiendo ratitos...

despertando en la vida la primera hermosura
junto con mi familia, mis papás y abuelitos
y también con las misses y abrazar su ternura.

Carlos Julio
28 de marzo de 2011

Nota: El niñito de la camiseta azul, es mi hijo. :)

3 mar. 2011

A mis 32...


Bueno. Es inevitable hacer recapitulaciones a la memoria y meditar en las cosas pasadas, presentes y realizar proyecciones a las futuras.

Gracias al Altísimo por mantenerme en el Camino. Las pruebas están a la orden del día por todos lados. Las alegrías se las cuentan con los dedos de la mano y las penas numerosas a veces nos desaniman... pero en el propósito de Dios para nosotros, esas penas nos dan fuerza.

Consciente y firme en las cosas que mi Padre me ha confiado, hoy como todos los días me decido a traspasar los problemas y los nubarrones transformados en neblina que intentan acobardarme y persuadirme para retroceder.

Cargado y renovado con su amor, lo bendigo y lo seguiré bendiciendo hasta el último de mis días. Ese es mi deseo y Él lo sabe muy bien.

Un día más... un año más... una oportunidad más gracias al Eterno, el Poderoso de Israel.

Un abrazo a todos mis amigos que visitan este espacio.

La paz de Yashua bendiga sus familias y nos oriente siempre hacia adelante.