11 abr. 2012

Sonidos verdes




Sonidos verdes


Hoy me envuelve la tarde nuevamente
las únicas caricias son espumas
y es que sólo migajas me rodean,
residuos de una forma de ilusión.

Una capa de sal cubre mis labios
en la noche mi cuerpo más se enfría
los grillos y las ranas me despiertan;
es difícil vivir la soledad...

Sonrisas escasean en mi rostro
los latidos muy poco se aceleran
y mi mente fabrica un falso abrazo.

Mis pupilas apuntan al silencio
se cansaron de ver ceños fruncidos
y sombras de la dicha que no vuelve.

Carlos Julio, 21/enero/2012